Martes 21 de Noviembre del 2017

La estrella ‘zombi’ que se rehúsa a morir

Creditos:


Categoria: Ciencia y tecnología

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


La estrella ‘zombi’ que se rehúsa a morir
Se regenera y nunca muere. Eso hace una estrella extraordinaria descubierta por científicos en Estados Unidos, una supernova. Experimenta erupciones energéticas espectaculares que parecen terminales y luego se recompone para explotar una vez más. “Supernova”, del latín nova o nueva, es el término usado para describir una estrella en la última etapa de su vida, cuando muere[...]


Compartir esto

Se regenera y nunca muere. Eso hace una estrella extraordinaria descubierta por científicos en Estados Unidos, una supernova.

Experimenta erupciones energéticas espectaculares que parecen terminales y luego se recompone para explotar una vez más.

“Supernova”, del latín nova o nueva, es el término usado para describir una estrella en la última etapa de su vida, cuando muere y estalla tras agotar su combustible nuclear.

Estas explosiones son tan notables que pueden detectarse incluso a simple vista, dando lugar a la ilusión de que hay una nueva estrella, lo que dio origen inicialmente al término de estrellas nuevas o supernovas.

Cuando las estrellas llegan a la etapa de supernova, suelen morir en una única explosión. Pero la estrella “zombi” sobrevivió a cinco explosiones en dos años.

“Esta supernova rompe todos los esquemas y nos hace cuestionar todo lo que creíamos saber sobre estas estrellas”, dijo uno de los autores del estudio, Iair Arcavi, investigador del Observatorio Las Cumbres en California y de la Universidad de California en Santa Bárbara.

“Se trata del mayor enigma que he encontrado en una década de estudiar explosiones estelares”.

La explosión en el centro de la estrella expulsa violentamente material a alta velocidad. Y la expansión de este material libera energía permitiendo que la estrella brille usualmente durante unos 100 días antes de apagarse.

Pero los científicos no tardaron en percibir que iPTF14hls no tenía nada de “normal”. La supernova seguía brillando después de 600 días, casi dos años, con múltiples variaciones en su resplandor.

El brillo varió además hasta en un 50% en diferentes ocasionesY en lugar de enfriarse progresivamente, como otras supernovas, mantuvo una temperatura constante cercana a 5.700 grados centígrados.


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos