viernes 24 de noviembre del 2017

Cambios de opinión

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Cambios de opinión
Cuando una persona se contrata para trabajar en algún sitio ofrece su fuerza de trabajo, es decir que puede laborar aunque no necesariamente compartir los puntos de vista de los jefes, pero resulta más difícil de entender que una persona que comparte ciertas afinidades políticas se exprese en contra de[...]


Compartir esto

Cuando una persona se contrata para trabajar en algún sitio ofrece su fuerza de trabajo, es decir que puede laborar aunque no necesariamente compartir los puntos de vista de los jefes, pero resulta más difícil de entender que una persona que comparte ciertas afinidades políticas se exprese en contra de quién es su líder, dirigente o máximo representante.

En México recientemente José Antonio Meade Kuribreña, actual secretario de Hacienda y Crédito Público compareció ante el pleno de la Cámara de Diputados federal, donde fue cuestionado por un legislador acerca de por quién voto para presidente de la república en el año 2012, cuando era integrante del gabinete del entonces mandatario Felipe Calderón Hinojosa, de origen político panista.

La respuesta sorprendió a más de uno, al revelar que votó por Enrique Peña Nieto, lo cual fue interpretado por muchos como una forma de quedar bien con el PRI, ya que es mencionado como uno de los precandidatos de ese partido a la presidencia. Pero aunque se le cuestione su presunta lealtad política, la realidad es que nunca fue militante del partido blanquiazul así como en estos momentos no lo es del tricolor, entonces no estaba comprometido a votar por el PAN.

Pero en Estados Unidos se dio a conocer otro suceso semejante: el expresidente George H. W. Bush (1989-1993) asegura en un nuevo libro llamado The Last Republicans, (Los últimos republicanos) que el actual mandatario, Donald Trump, es “un fanfarrón”, que actúa guiado por su ego y confirmó que en las elecciones de 2016 votó por la candidata demócrata, Hillary Clinton, y no por el aspirante de su partido.

En un adelanto ofrecido por la cadena de televisión CNN y el diario The New York Times, se afirma que su hijo, el también exmandatario George W. Bush (2001-2009), pensó durante la campaña electoral que Trump no sabía “lo que significaba ser presidente”, pero su votó quedó en blanco, lo cual ya se había difundido desde el mismo día de las elecciones.

Algo similar ha sucedido con Vicente Fox, primer presidente de la república de origen panista, quien ya anticipó su respaldo para el PRI en las próximas elecciones.

¿Quién sería más cuestionable? Todo queda en la consciencia de cada quien, pero no debe olvidarse el dicho de que es de sabios cambiar de opinión.

Gato de Barrio

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos