jueves 21 de junio del 2018

Debates en los medios

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Debates en los medios
Un hecho que se marcará como característica especial en las actuales campañas político electorales será que a los candidatos a los diferentes cargos de elección popular, desde federales hasta municipales, se les han abierto espacios en diferentes medios tanto para que expongan sus propuestas de campaña hasta para ser cuestionados[...]


Compartir esto

Un hecho que se marcará como característica especial en las actuales campañas político electorales será que a los candidatos a los diferentes cargos de elección popular, desde federales hasta municipales, se les han abierto espacios en diferentes medios tanto para que expongan sus propuestas de campaña hasta para ser cuestionados por comunicadores y debatir entre ellos.

Nadie puede discutir que esas formas de acercamiento de los abanderados presidenciales de diferentes partidos y coaliciones políticas es algo negativo; al contrario, resultan adecuadas para que el ciudadano conozca y compare las diferentes ofertas y propuestas, las analice, considere la trayectoria personal de cada candidato para establecer cuáles han sido sus trayectorias y definir qué tanto han cumplido en anteriores responsabilidades, para entonces tras valorar todas estas condiciones ya podrá decidir de manera consciente a favor de quién se va a emitir su sufragio.

De esa forma y aunque no haya votado por quien finalmente resultó ganador, podrá tener elementos para exigir que cumpla con lo ofrecido durante sus actividades proselitistas y, de no suceder así, expresar públicamente esa inconformidad.

Además y con algunas excepciones, los diferentes candidatos han acudido a reuniones con empresarios y grupos sociales, con quienes han sostenido intercambio de opiniones donde ocasionalmente se han suscitado diferencias acerca de cómo enfrentar y resolver diferentes tipos de puntos de vista, pero eso ha servido para conocer la respuesta de cada aspirante.

Se debe destacar que en los medios, especialmente en los electrónicos, ya es historia y se ha superado la etapa en que se autocalificaban como soldados del PRI, para una apertura y dar espacio a cada uno de los aspirantes, quienes han sido sometidos a interrogatorios acerca de sus propuestas y sus programas de gobierno en caso de ser ganadores en las elecciones del próximo primero de julio.

De esta forma, mientras que en diferentes emisoras radiofónicas se han organizado entrevistas con los diferentes aspirantes, así como mesas de debate especializadas con sus representantes a fin de profundizar en temas específicos, todo ello para ofrecer la mayor difusión de su forma de pensar y pretenden atender las diferentes problemáticas.

De esta forma las diferentes televisoras comerciales tanto de señal abierta, como Televisa o Azteca, o de sistemas de paga, como Milenio Noticias, han preparado programas especiales para las entrevistas colectivas, las cuales además han sido difundidas a través de las diferentes redes sociales.

Por todo lo anterior es innegable que como en pocas ocasiones o quizá nunca antes se ha dado amplia difusión tanto a las actividades de los candidatos como a sus propuestas, pero también ha generado una situación inédita: la desmedida reacción en las redes sociales no solo para retransmitir las ideas de quienes son seguidores, lo cual de ninguna forma es criticable, lo negativo es que también se dedican a desacreditar a los adversarios políticos.

Sucede que tanto respaldos como ataques son formulados más como expresiones generadas desde las vísceras que con el cerebro, ya que en lugar de emitir razonamientos fundados y explicados, se dedican más al ataque y a la descalificación, pero con insultos y verdaderas agresiones verbales y escritas. dirigidas a quienes no piensan como ellos, es decir se muestran intolerantes en con quienes no coinciden ni respaldan sus puntos de vista.

Además, también existen seguidores quienes dirigen sus agresiones a los periodistas que se atreven a cuestionar a sus candidatos, de igual forma, sin bases reales y a denigrarlos, al calificarlos como profesionales pagados por sus contrincantes aunque eso tampoco puedan comprobarlo, ya que nada más lo expresan en automático por sentirse afectados en las presuntas propuestas de sus respaldados.

Me recuerdan a quienes, por ejemplo, presencian un partido de futbol ya sea en el estadio donde se desarrolla el juego o ante la televisión, para festejar y celebrar al equipo que respaldan pero cuando van perdiendo entonces echan culpas a todo el mundo, desde los árbitros hasta cronistas, cuando la realidad es que su escuadra mantiene un pésimo desempeño en la cancha, lo cual de ninguna manera ni aceptan ni reconocen.

Insisto, lo recomendable es mantener la serenidad y la objetividad, tanto al político que se respalda como para el adversario, a fin de analizar a fondo cada propuesta y determinar su viabilidad de ser concretada y admitir cuando la de los otros aspirantes resultan mejores o más adecuadas para atender las diferentes problemáticas.

Ya, por último, lo menos deseable es que ese clima de confrontación no rebase las redes sociales y se extienda a las calles porque entonces se podrían generar enfrentamientos físicos cuyas consecuencias podrían ser graves y manchar el ya de por sí cuestionado proceso electoral.

En fin, todos debemos mantener la cabeza fría y evitar caer en lo que se podría calificar de fanatismos políticos.

 

Adrián Chavarría Espinosa

[email protected]

 


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos