viernes 23 de febrero del 2018

MEMORIA FOTOGRÁFICA Disfrutar la fotografía en blanco y negro

Raymundo D. Hernández Reyes


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Disfrutar la fotografía en blanco y negro
Desde el inicio de este mes empecé a publicar en los estados de mi WhatsApp fotografías en blanco y negro, más allá de la impresión que han tenido, redescubrí lo placentero que es virar una fotografía de color a escala de grises, pues no sólo es quitarle el color, es[...]


Compartir esto

Desde el inicio de este mes empecé a publicar en los estados de mi WhatsApp fotografías en blanco y negro, más allá de la impresión que han tenido, redescubrí lo placentero que es virar una fotografía de color a escala de grises, pues no sólo es quitarle el color, es hacer de una foto ya producida una obra distinta con diferente intencionalidad.

Desde pequeño tuve la oportunidad de manipular películas fotográficas de blanco y negro, aprendí de temperaturas, líquidos en tanques, secado de negativos, sensibilidad de películas, la lectura de las mismas, a manipular con delicadeza un trozo de película como si fuera un preciado objeto. También afiné la vista en un entorno de tenue luz roja que después de un rato se observa naranja, manipulé papel sensible de diferentes densidades que expuse ante la luz de la ampliadora y nunca deje de sorprenderme al ver aparecer la imagen en una charola de revelado.

Hoy ya no se hace eso, quedo antiguo ese proceso, únicamente en escuelas de fotografía, artistas fotógrafos o laboratorios especializados revelan en imprimen películas de blanco y negro.

El cuarto oscuro y laboratorio se trasladó a una computadora: el teclado y el ratón sustituyeron el tanque y las charolas, la amplificadora ahora tiene su símil en una pantalla que expone la imagen ante nuestros ojos. La tecnología implemento un laboratorio digital con infinitas posibilidades para editar fotografías en blanco y negro.

Los viejos trucos a los que se recurrían en el revelado manual, para por ejemplo sub exponer o sobre exponer una fotografía, ahora con un filtro del software se realizan sin necesidad de mantener la luz apagada. Conocer el proceso antiguo es sin lugar a dudas un arte que ya no se comparte y tal vez con el tiempo se extinga, pero el reto desde la implementación de la fotografía digital es continuar disfrutando de hacer fotos en blanco y negro.

Cuando tienes una fotografía de color y la transformas en blanco y negro los tonos resultantes en escalas de grises pueden no ser muy favorecedores para la imagen y una espectacular fotografía de colores brillantes puede reducirse a una imagen triste e insípida con ausencia de matices. Es por eso que se debe trabajar en esas imágenes con mayor empeño, por zonas específicas, con dedicación y entonces el resultado es preciso.

Aunque hay diferentes softwares fotográficos que pueden transformar las fotografías en escala de grises, no es una garantía que con solo hacer el ajuste, el resultado sea espectacular o artístico, se necesita como en los viejos tiempos hacer unas manipulaciones para obtener fotografías con gran impacto visual o en casos específicos hasta artísticas.

Este ejercicio fotográfico de presentar una fotografía en blanco y negro cada día, no solo me recordó los tradicionales procedimientos, sino que me dio ánimos para seguir produciendo imágenes con ausencia de colores y me demostró que hay mucha gente que sigue sensible a las fotografías en tonos grises.

Y es en ese momento que una flor, una nube, algún maniquí, una ciudad, una puerta, un monumento, un poste de luz, un objeto o una persona descansando, todos en escala de grises nos hacen experimentar sensaciones o sentimientos que adquieren un sentido particular y personal, tienen un impacto visual con el que nos involucramos.

Una de las ultimas fotografías que presente fue la de un arcoíris, donde su esencia básica radica en los colores, al trasladarlo a escala de grises y perder su color, se destaca un arco claro que atraviesa la imagen, para muchos seguramente perdió el sentido o majestuosidad la fotografía, para mí y muchos otros, el solo hecho de saber que esa marca es un arco iris potencializa la imagen, eso, eso es disfrutar del blanco y negro.

Raymundo D. Hernández Reyes

[email protected]

 

 


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos