lunes 18 de diciembre del 2017

MAULLIDOS URBANOS Dos temblores y dos panoramas diferentes

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Dos temblores y dos panoramas diferentes
A una distancia de 32 años se registró en la misma fecha dos fuertes terremotos con lamentables consecuencias en la ciudad de México, pero con dos panoramas totalmente diferentes: en 1985 lo que se vivió fue un caos generalizado y un desconocimiento generalizado de lo que sucedía, mientras que en[...]


Compartir esto

A una distancia de 32 años se registró en la misma fecha dos fuertes terremotos con lamentables consecuencias en la ciudad de México, pero con dos panoramas totalmente diferentes: en 1985 lo que se vivió fue un caos generalizado y un desconocimiento generalizado de lo que sucedía, mientras que en el 2017 las condiciones fueron diferentes: atención inmediata de las autoridades y las personas ya tenían conocimiento de qué hacer durante y después del sismo.

En verdad que la cultura de la Protección Civil ya se ha cimentado tanto en la población como en las autoridades, lo cual se comprobó con el fuerte temblor de este martes 19 de septiembre una magnitud de 7.1 grados, unas horas después de que se recordara la tragedia de 1985, aquella que prácticamente colapsó varias zonas del entonces Distrito Federal.

En el primer caso las pérdidas materiales fueron cuantiosas pero lo más lamentable fueron las muertes que no se logró conocer nunca una cifra oficial, ya que hubo casos donde al remover edificios colapsados quedaron muchos cuerpos sin recuperar, además una gran cantidad de cuerpos tuvieron como destino final la fosa común.

Además, en ese entonces las comunicaciones telefónicas también dejaron de funcionar lo cual además generó mayor zozobra entre las personas que desconocían la situación de sus familiares y seres queridos, además de que las entonces autoridades no reaccionaron ante la tragedia y fue la llamada sociedad civil quien asumió la responsabilidad de atender la emergencia de la mejor manera a pesar de las pocas herramientas disponibles.

Ahora, en gran parte gracias a los avances tecnológicos las personas lograron comunicarse –aunque en algunos casos con ciertas dificultades‑, ya fuera por telefonía fija o celular, además de contar con el apoyo de las redes sociales que permitieron lograr una mayor comunicación.

No debe omitirse que hace 32 años parte de la desinformación fue a causa de la caída de las señales de televisión y de varias emisoras de radio, en cambio ahora las diferentes emisoras de radio y televisión abrieron espacios por varias horas para reportar los incidentes suscitados en diferentes partes de la capital federal.

Ojalá y no fuera necesario que sucedieran hechos lamentables como los terremotos, pero lo mejor es que tanto sociedad como autoridades ya saben qué hacer en esos momentos.

Gato de Barrio

[email protected]

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos