lunes 20 de agosto del 2018

MAULLIDOS URBANOS El futuro de los partidos políticos

Gato de Barrio


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


El futuro de los partidos políticos
El futuro de los partidos políticos, tema de hoy en #OpinionNm


Compartir esto

Después del tsunami del primero de julio, donde Morena prácticamente arrasó en las elecciones tanto a nivel federal como en varios estados, muy particularmente en el Estado de México, de los anteriormente considerados partidos políticos grandes, al menos en dos de ellos ya empezaron a analizar cómo deberán afrontar el futuro, incluso se habla acerca de posibles refundaciones y hasta cambio de nombres.

Se trata de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y de la Revolución Democrática (PRD), mientras que en el caso de Acción Nacional (PAN) se empieza a gestar una lucha interna entre varias corrientes para intentar ganar el liderazgo nacional.

La interrogante es ¿qué tan profundo o hasta qué alcances deberán tener estas transformaciones o, simplemente se trata de cambiar para permanecer igual?

Si es que ambos institutos políticos desean recobrar la confianza ciudadana para futuros procesos electorales la presunta transformación debe ser real y no cosmética y la actual situación por la que atraviesan resulta ideal.

Por ejemplo en el PRI debe considerarse que el corporativismo ya no es vigente, que sus sectores obrero, popular y campesino ya no son representativos de esos sectores sociales por lo cual deben pensar en cómo reorganizar sus bases. Igualmente es la oportunidad para marcar una separación con otras organizaciones que además de gozar de mala reputación, como sería la agrupación Antorcha en sus diferentes modalidades como Campesina y Popular.

Debe entenderse que esta agrupación solamente ha utilizado al PRI para consolidar su fuerza y su presencia en varias regiones del país, como son la zona oriente del Estado de México y el estado de Puebla. Creo que un deslinde por parte de PRI de esa organización representaría liberarse de un lastre político.

También deberá considerar abandonar tanto el apelativo de Revolucionario y dejar atrás los colores nacionales en su logotipo, porque ya a estas alturas resultan ser puntos obsoletos.

En el caso del PRD, lo principal es que se transforme en un verdadero partido, no únicamente una conjunción de corrientes políticas conocidas como tribus, donde aquella que logra conjuntar más fuerza es la que se impone sobre las demás, lo cual genera conflictos y venganzas entre ellas, donde se busca el beneficio particular pero no el del partido ni el social.

En fin, esperaremos a ver cómo evolucionan estas propuestas para una adecuada valoración y tratar de definir cuál será su futuro.

 

Gato de Barrio

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Bajo la rosa Bajo la rosa Bajo la rosa Bajo la rosa

Opinión

Bajo la rosa


En la antigua Roma, cuando había una reunión y en[...]

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos