Domingo 19 de Noviembre del 2017

ESPACIO ELECTORAL

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


ESPACIO ELECTORAL
Eleazar Flores DF= A CDMX SEGUIRÁ IGUAL.- Seguro me catalogará de pesimista, contreras o aguafiestas pero siento la obligación de decirle que sin o con reforma constitucional, que por cierto ya se dio, los chilangos seguirán siendo los mismos, no obstante el optimismo mancerista y los visitantes también. CHILANGO.- Con[...]


Compartir esto

Eleazar Flores

DF= A CDMX

SEGUIRÁ IGUAL.- Seguro me catalogará de pesimista, contreras o aguafiestas pero siento la obligación de decirle que sin o con reforma constitucional, que por cierto ya se dio, los chilangos seguirán siendo los mismos, no obstante el optimismo mancerista y los visitantes también.

CHILANGO.- Con los instintos reformistas que le han invadido siempre, pero agudizados a últimas fechas, no vaya a ocurrírsele al jefe de gobierno quitar la palabra de mayor identificación para los habitantes del Distrito Federal que es CHILANGO. Sería tan absurdo como el de campeonísimo, autoimpuesto por los directivos de las Águilas del América para quitárselo a las Chivas.

Seguro que algunos se olvidan que los nombres o sobrenombres los pone el pueblo y también el pueblo los quita cuando quiere. Los decretos impositivos han quedado fuera de tiempo, no obstante que muchos se niegan a aceptarlo. Ampliemos mejor la óptica de que como Distrito Federal o como Estado de la Ciudad de México todo seguirá igual. Veamos.

Las manifestaciones en Reforma, Zócalo, Monumento a la Revolución y demás lugares seguirán para desgracia de los chilangos y, de entre éstos, a los comerciantes y prestadores de servicios que han venido siendo los más afectados de 2006 a la fecha, cuando Andrés Manuel López Obrador se negó a aceptar su derrota ante el candidato presidencial panista Felipe Calderón Hinojosa.

Los encharcamientos que provocan las lluvias intensas, los sospechosos tianguis de ofertas tanto en Tepito para ropa y antigüedades como en la colonia Buenos Aires, para encontrar en forma mágica piezas de vehículos que no se ven en ningún otro lado y las, por desgracia, aguas sucias de las chinampas de Xochimilco seguirán igual o peor, con o sin reforma constitucional.

Las hoy delegaciones que por disposición o gusto de Miguel Ángel Mancera se llamarán “Demarcaciones”, otro caprichito como el de imponer las abreviaturas CDMX en lugar de llamar con todo Ciudad de México, seguirán en manos de políticos que a lo mejor se les nombrará alcaldes pero tan alejados de la población unos y otros como ha sido siempre.

Con estas consideraciones y muchas más que se quedan en el teclado, (antes se decía tintero), es difícil creer que vendrán mejores tiempos para los habitantes de la capital del país y para quienes, por cuestiones de trabajo o vecindad, tenemos que llegar a chilangolandia. Congestionamientos, manifestaciones y demás seguirán a la orden del día. Gato revolcado, pues.

Algo que empeorará será el aumento de la burocracia de élite por eso del término “constituyente”.


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos