lunes 18 de diciembre del 2017

MEMORIA FOTOGRÁFICA Fotos de personas que no existen

Raymundo D. Hernández Reyes


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Fotos de personas que no existen
Como bien sabemos, la tecnología avanza a pasos agigantados y la fotografía es uno de los rubros en el que se ha puesto un énfasis especial a partir del desarrollo e imposición de cámaras en diferentes dispositivos y por supuesto el incremento de software para su edición y manipulación ha[...]


Compartir esto

Como bien sabemos, la tecnología avanza a pasos agigantados y la fotografía es uno de los rubros en el que se ha puesto un énfasis especial a partir del desarrollo e imposición de cámaras en diferentes dispositivos y por supuesto el incremento de software para su edición y manipulación ha sido proporcional.

La fotografía de retrato se ha visto afectada significativamente en este sentido con la modificación de los rostros, el maquillaje, la mezcla de elementos, el agrandamiento de los ojos o el cambio de color de los mismos, la modificación del cabello y hasta el implemento de accesorios resultan en fotografías de personas que no existen.

En el portal de información fotográfica Peta Pixel, se difundió la información de un artículo que la empresa especializada en procesamientos gráficos y circuitos integrados NVIDIA, realizó con un sistema de edición de fotografías de rostros que utiliza redes que pueden generar retratos de personas que en realidad no existen, una mezcla muy precisa de elementos que resulta en hombres o mujeres simétricos casi perfectos pero inexistentes.

Se pretende posicionar al software creador de estos retratos argumentando que a partir de ésta herramienta, los fotógrafos en lugar de buscar un modelo ideal, éste se puede generar usando la inteligencia artificial.

Los primeros experimentos los realizó con fotografías de baja resolución de famosos en diferentes áreas como el cine, el deporte, televisión, entretenimiento, modelaje y actuación. Los efectos fueron para los creadores sorprendentes pues obtuvo resultados precisos de rostros nuevos bastante realistas.

Puede que los resultados se vean a primera vista muy bien, pero para los ojos meticulosos y precisos de los fotógrafos, se obtienen rostros nuevos pero superficiales. Una fotografía resultante que tiene algunos rasgos de la famosa cantante colombiana Shakira, otros de una famosa modelo y agrega facciones de una cantante norteamericana, con un ojo más pequeño que otro y cejas disparejas por mucho que se parecen. Otra fotografía resultado de este software muestra una mezcla del actor Willian Levy y el actor Brad Pit, con ojos claros, barba cerrada y cabello perfectamente peinado.

Puede que se engañe visualmente a un simple espectador o que los resultados mejoren y realmente se produzcan fotografías de rostros perfectamente sincronizados sin detalles notorios que cumplan con su cometido y resulte en una persona clara, con rasgos bien precisos y señas particulares propias pero que en realidad no existe.

La pregunta aquí es ¿para qué? Para qué crear rostros nuevos de personas que no existen, cuál es o sería la intención real, ¿hay un trasfondo preciso o simplemente es diversión, entretenimiento, didáctica o resultado de las demandas de las tecnologías computacionales?

Pueden ser muchos los factores que conducen a ese juego de nuevos rostros, hay aplicaciones básicas de los dispositivos que cambian el rostro de las personas, por ejemplo, la empresa de cámaras Snap Inc, creadora de la aplicación Snapchat, considera que reinventar la cámara constituye una oportunidad para mejorar como vive y se comunica la gente. Utiliza filtros en la cámara para hacer fotografías de retrato con ojos grandes, con nariz pequeña, con maquillaje y otras múltiples funciones que hacen que las personas no se parezcan a lo que realmente son, la diferencia con Nvidia es que el resultado es originado de personas que si existen sin cambiar su esencia y personalidad.

Si bien a los fotógrafos nos gusta obtener resultados precisos en que los rostros reflejen las personalidades de cada individuo desde su mejor versión, con un poco de ajuste en el brillo, el color, el ángulo, la luz, los tonos, accesorios y todos los elementos que resultan en bellos rostros, es ese proceso el que hace esencial  la fotografía.

Un proceso electrónico, computarizado, esquematizado resultado de un conjunto de algoritmos que realiza la inteligencia artificial pierde toda posibilidad de ser un proceso que exprese las emociones y los sentimientos humanos. La inteligencia artificial podrá reproducir rostros teóricamente bellos o perfectos pero detrás de ellos habrá además de artificialidad, superficialidad.

Raymundo D. Hernández Reyes

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos