martes 14 de agosto del 2018

MAULLIDOS URBANOS Historias del Estadio Azul

Adrian Chavarria Espinosa


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Historias del Estadio Azul
El Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes, primer nombre del inmueble que también sería conocido como Azulgrana y Azul, cuando fue la casa del Atlante y Cruz Azul, cerró sus puertas definitivamente y está programado que el 2 de julio inicie su demolición para dar paso a una[...]


Compartir esto

El Estadio Olímpico de la Ciudad de los Deportes, primer nombre del inmueble que también sería conocido como Azulgrana y Azul, cuando fue la casa del Atlante y Cruz Azul, cerró sus puertas definitivamente y está programado que el 2 de julio inicie su demolición para dar paso a una nueva y moderna construcción.

En estos días se han difundido historias y anécdotas acerca del estadio, como que fue el primero edificado con concreto, que se le llamó maldito porque ninguno de los equipos que albergó pudo ser campeón, y aunque se le llamaba olímpico carecía de los elementos necesarios para desarrollar ese tipo de actividades atléticas.

Lo que poco se ha comentado es que su cancha se encontraba varios metros por debajo del nivel de la calle, lo cual se comprobaba cuando tras subir en la calle unos cuantos escalones e ingresar las personas se encontraban en su parte superior. Tan solo para llegar a la cancha se debía descender cerca de un centenar de escalones.

La razón es que originalmente esa zona, junto con la Plaza de Toros México, originalmente eran áreas donde se fabricaban ladrillo, por lo cual para sacar la materia prima se realizaron grandes excavaciones y se aprovecharon los socavones para construir los citados inmuebles.

El Azul, el estadio más antiguo de la Ciudad de México y del futbol de primera división, con una capacidad de casi 37 mil espectadores, fue sede de encuentros de tanto nacionales como internacionales, pero también se desarrollaron juegos de futbol americano. El primer desarrollado fue el 6 de octubre de 1946, entre Pumas de la UNAM y el Heroico Colegio Militar y el último fue la disputa del Tercer Tazón de la Liga de Futbol Americano.

Lo poco comentado es que también se realizaron juegos de beisbol profesional. En 1981, cuando tras el cisma registrado en la Liga Mexicana de Beisbol por los jugadores inconformes con el trato laboral recibido, fundaron la Asociación Nacional de Beisbolistas quienes impulsaron la Liga Nacional de Beisbol de una breve existencia.

Los exjugadores de los Diablos Rojos del México se agruparon en los Metropolitanos, quienes habilitaron el de la Ciudad de los Deportes, pero lamentablemente no resultó el más adecuado para su práctica por lo cual tampoco tuvo éxito. Tan solo baste recordar que los jardines eran muy amplios por lo que sucedían constantemente los llamados jonrones de campo.

En fin, todo eso ya es historia y allí quedarán todos los recuerdos e historias en torno a este inmueble que persistirá como referencia en vida capitalina.

 

Gato de Barrio

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos