viernes 24 de noviembre del 2017

Justicia y política

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Justicia y política
¿Realmente es difícil impartir justicia en México? Lo digo porque Raúl Cervantes Andrade acaba de presentar su renuncia al cargo de Procurador General de la República, en medio de una polémica generada por los partidos políticos sobre sí es que él podía ya no ser designado, sino tan solo considerado[...]


Compartir esto

¿Realmente es difícil impartir justicia en México? Lo digo porque Raúl Cervantes Andrade acaba de presentar su renuncia al cargo de Procurador General de la República, en medio de una polémica generada por los partidos políticos sobre sí es que él podía ya no ser designado, sino tan solo considerado como posible aspirante a la Fiscalía General de Justicia.

Cómo debe tenerse presente la idea actual es transformar a las procuradurías de justicia, tanto la general de la república como las estatales en fiscalías, donde uno de sus principales objetivos es integrar esa dependencia como un ente autónomo, separado del Poder Ejecutivo a fin de que su actuación resulte lo más objetiva e imparcial posible.

Pero en el caso de la PGR esta transformación se ha contaminado por los intereses de partidos políticos, quienes han colocado la designación del fiscal como moneda de cambio para otros propósitos ajenos a la impartición de justicia.

Y es que mientras se define cómo y cuándo se procesará esa designación, se debe recordar que fueron en los sexenios de José López Portillo (1976-1982) y Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988), cuando quienes fueron nombrados Procuradores permanecieron durante esas administraciones: Óscar Flores Sánchez y Sergio García Ramírez, respectivamente.

Antes de ellos, el promedio de procuradores por sexenio era de dos, pero después los cambios han sido más constantes. Con Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) hubo cinco procuradores: Enrique Álvarez del Castillo, Ignacio Morales Lechuga, Jorge Carpizo McGregor, Diego Valadés Ríos y Humberto Benítez Treviño. Con Ernesto Zedillo (1994-2000), solo tuvo dos pero con la salvedad que el primero era militante panista, Antonio Lozano Gracia, quien permaneció en el cargo dos años y fue sustituido por Jorge Madrazo Cuéllar.

En la administración de Vicente Fox (2000-2006), también hubo dos procuradores: Rafael Macedo de la Concha y Daniel Francisco Cabeza de Vaca, pero con Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012) se nombraron a tres: Eduardo Medina Mora, Arturo Chávez Chávez y Marisela Morales Ibáñez. Ahora con Enrique Peña Nieto ya van tres: Jesús Murillo Karam, Arely Gómez González y Raúl Cervantes Andrade.

Ahora falta ver cómo se terminará este sexenio, sí se mantiene un encargado del despacho, sí con el visto bueno del senado se designa un nuevo procurador o si bien, de una vez por todas se nombra al Fiscal, todo dependerá más de la voluntad de los partidos que las necesidades de la ciudadanía que espera la aplicación de una verdadera justicia.

Gato de Barrio

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos