sábado 18 de agosto del 2018

Memoria fotográfica La solarización en fotografía digital

Raymundo D. Hernández Reyes


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


La solarización en fotografía digital
La imagen ya positiva se veía simultáneamente como negativa, un halo en torno a la foto la hacía completamente diferente a las imágenes normales. #MemoriaFotografica


Compartir esto

Hace muchos años, por la década de los 80´s, en uno de tantos cuartos oscuros en los que revelábamos e imprimíamos las fotografías en blanco y negro, me encontré con unas fotografías que tenían un efecto muy raro pero atractivo sin lugar a dudas. La imagen ya positiva se veía simultáneamente como negativa, un halo en torno a la foto la hacía completamente diferente a las imágenes normales.
Ese efecto fotográfico lo hizo uno de mis hermanos, estaba experimentando la solarización, una técnica depurada que se utilizó durante casi todo el siglo veinte para darle un toque artístico a ciertas imágenes que se querían destacar y presentar justamente como obras de arte.
Mi padre nos explicó cómo era el procedimiento, lo expuso de diferentes maneras y fue muy didáctico, pero en ese entonces yo no tomaba tan en serio la fotografía y únicamente aprendí a hacerlo de una manera, la misma que seguramente descubrió y replicó el famoso fotógrafo Man Ray.
Se dice que fue un accidente el que propició que el destacado y reconocido fotógrafo abstracto Man Ray descubriera la solarización: en el cuarto oscuro donde trabajaba, sin querer prendieron la luz a mitad del proceso de impresión causando que la imagen que se positivaba se ennegreciera en ciertas partes dando como resultado el llamado efecto de solarizado. Man Ray es considerado como uno de los mejores exponentes de las fotografías de solarizado.
Yo utilice esaforma para realizar mis solarizaciones, en el laboratorio cuando tenía la fotografía en la charola de revelado, prendía la luz del cuarto durante tres segundos aproximadamente, la apagaba nuevamente y la magia se concretaba poco a poco sobre el papel, los tonos blancos se oscurecían parcialmente, pero los tonos medios y oscuros se mantenían como estaban, pasaba la foto al enjuague y luego al fijador para que la fotografía mantuviera el efecto.
El efecto de solarización es la inversión total o parcial de los tonos de una imagen, resultado de la sobreexposición extrema, según el libro “Fotografía Básica” de John Hedgecoe;Sin embargo aclara que el concepto también se usa para describir el Efecto Sabattier, el cual produce resultados de apariencia similar al realizar una segunda exposición de luz a la fotografía que se revelaba causando una inversión en tonos de manera parcial.
Ese efecto desapareció al inició de este siglo cuando las cámaras digitales hicieron su poderosa aparición y muchos de los efectos que se realizaban en las bandejas de revelado del cuarto oscuro se sustituyeron por la famosa edición digital en la que el Photoshop presentó indescriptibles formas de modificar las fotografías.
La solarización dejó de hacerse y los efectos digitales llenos de alternativas no lo reconocieron como una opción, aunque con las herramientas básicas del editor de fotos, actualmente se pueden realizar solarizaciones ahora digitales, de buen nivel y se puede utilizar para hacer de las imágenes un objeto intervenido, abstracto y evidentemente artístico.
Hay varios caminos para hacer una solarización y todos son válidos y viables, lo que importa es volver a experimentar ese proceso que antes se hacía con olor a revelador y fijador ahora frente a la pantalla de la computadora. Lo importante es que el resultado final sea el deseado para exponerse ante una pared, un medio impreso, un sitio de internet o alguna de las redes sociales.
El proceso que uso para lograr este efecto es quitarle el color a la fotografía, lo podemos hacer cambiando el modo de RGB a escalas de grises o quitando la saturación de colores en el famoso Photoshop en cualquiera de sus versiones. Ya sin color la imagen, la invertimos para que dé como resultado un negativo de nuestra foto. A ese negativo le seleccionamos los tonos oscuros con un calado bajo y lo invertimos nuevamente. El resultado es una fotografía solarizada.
Quizás hacer este efecto para muchos no tenga importancia, puede ser considerada como una edición fotográfica más, pero no está de más señalar que gracias a este tipo de trabajos, de ardua dedicación, perfeccionamiento constante y decidida búsqueda de la innovación, se forjaron e inmortalizaron fotógrafos que hoy son referentes de la fotografía mundial.

Raymundo D. Hernández Reyes
[email protected]


   Etiquetas:

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos