Lunes 21 de Agosto del 2017

ALEBRIJES EN CUADRATINES Literatura política mexicana

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Literatura política mexicana
Adrián Chavarría Espinosa [email protected] Cuando falta menos de un año para las elecciones presidenciales del 2018 y con la inquietud de políticos de todos los partidos e independientes, incluso de personas no conectadas directamente en esta actividad, pero que aspiran a ser candidatos la editorial Siglo XXI ha decidido reeditar[...]


Compartir esto

Adrián Chavarría Espinosa

[email protected]

Cuando falta menos de un año para las elecciones presidenciales del 2018 y con la inquietud de políticos de todos los partidos e independientes, incluso de personas no conectadas directamente en esta actividad, pero que aspiran a ser candidatos la editorial Siglo XXI ha decidido reeditar seis novelas de Luis Spota.

Es una serie de seis libros agrupados bajo el nombre de La costumbre del poder, donde se narra desde cómo un político participa en el proceso de selección del aspirante presidencial, su postulación y campaña política, su primer día como nuevo jefe del país y lo que sucede con el saliente, sus propósitos como nuevo mandatario, sus desilusiones, hasta concluir con el riesgo de un golpe de estado.

Los títulos son: Retrato hablado (1975), Palabras mayores (1975), Sobre la marcha (1976), El primer día (1977), El rostro del sueño (1979) y La víspera del sueño (1980). La acción se desarrolla en un país que no es México pero con el que guarda muchas similitudes en sus actividades económicas, políticas y sociales.

Debe precisarse que tanto en el tiempo en que fueron escritos estos textos como en el desarrollo de sus tramas era cuando el Partido Revolucionario Institucional se mantenía como el más fuerte y dominante en el panorama político. Recuérdese tan sólo que en 1976 el único candidato a la presidencia de la república en México fue José López Portillo, postulado por el PRI y respaldado por los partidos Popular Socialista y Auténtico de la Revolución Mexicana, ya que por conflictos internos Acción Nacional no se pudo elegir a su abanderado.

También debe tenerse presente que Spota era un conocedor de la realidad y de política mexicana, lo cual refleja en su abundante obra literaria con libros como El coronel fue echado al mar (1947), Murieron a mitad del río (1948), Vagabunda (1950), Más cornadas da el hambre (1950), La Estrella vacía (1950), Las grandes aguas (1954), Casi el paraíso (1956), La carcajada del gato (1964), La plaza (1971), y Paraíso 25 (1983), entre otras.

Para la elaboración de sus libros aprovechó la experiencia asimilada en sus diferentes actividades laborales desarrolladas como repartidor de volantes, vendedor de navajas de rasurar en la Avenida Juárez, de enciclopedias de puerta en puerta y ayudante de mesero en el café Regis, hasta ejercer su verdadera vocación: el periodismo.

Si bien incursiono en la información desde los 14 años cuando entrevistó en 1939 al aviador Francisco Sarabia por encargo de Regino Hernández Llergo, director de la revista Hoy, más adelante ingresó a Excélsior como reportero hasta llegar. Con apenas 19 años se le encomendó la dirección de La Extra y durante su gestión, el tiraje se incrementó de 30 mil a 92 mil ejemplares. A los 21 años fue nombrado director de Últimas noticias, cargo que desempeñó de 1945 a 1947.

En 1948 obtuvo el Premio de Periodismo otorgado por la Asociación Nacional de Periodistas gracias a un artículo publicado el 7 de agosto de 1948 en la revista Mañana donde reveló la verdadera identidad del novelista B. Traven. Posteriormente tuvo colaboraciones en radio y televisión e, incluso, fue guionista de casi 40 películas.

Para escribir sus libros de La costumbre del poder recurrió a su experiencia como reportero y a su cercanía con políticos, lo cual genera gran credibilidad a sus escritos donde, además, describe que el partido en el poder no era un grupo monolítico sino que en su interior existían diversas corrientes políticas que buscaban predominar sobre las demás. Es más, en 1987 aparece la Corriente Democrática encabezada por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo, entre otros políticos quienes posteriormente fundarían el PRD.

Entonces resulta recomendable la lectura de La costumbre del poder en especial entre los jóvenes nacidos desde finales del siglo pasado, para que puedan entender en parte las razones de cómo es que se ha configurado el actual panorama político nacional, comprender el por qué actuaban como los presidentes como lo hacían y de que, a pesar de todo, no eran ni sin lo todopoderosos que se creía y tenían y tiene que responder a diversas situaciones, muchas de ellas más allá de su control y domino.

Pero, además, no está por demás la lectura de sus otros libros, algunos ya considerados clásicos como Casi el paraíso y su secuela Paraíso 25; La plaza, sobre los hechos del 2 de octubre en Tlatelolco, y Murieron a mitad del río sobre quienes emigran a Estados Unidos, aunque aparentemente con sucesos del siglo pasado pero que se mantienen como temas vigentes en nuestros días.

Y, en general, mantener y alentar la lectura en general, no importa el género, ya que las personas pueden tener diferentes gustos e inquietudes, pero fomentar esta actividad que sin duda siempre será enriquecedora.


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos