Miércoles 24 de Mayo del 2017

Maullidos urbanos


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Maullidos urbanos
Ciudad de México, sus consecuencias Gato de Barrio Por fin, después de más de más de dos décadas de iniciado el proceso formal y legal para que el Distrito Federal pasara a ser la entidad 32 de la República Mexicana, por fin se logró cuando la mayoría de los congresos[...]


Compartir esto

Ciudad de México, sus consecuencias

Gato de Barrio

Por fin, después de más de más de dos décadas de iniciado el proceso formal y legal para que el Distrito Federal pasara a ser la entidad 32 de la República Mexicana, por fin se logró cuando la mayoría de los congresos estatales dieron su visto bueno para que tal situación.
Debe recordarse que el primer paso visible para este cambio fue cuando se logró que los capitalinos lograran elegir mediante las elecciones a su Jefe de Gobierno, en lugar de que fuera designado un regente por parte del Presidente de la República, lo cual se concretó en 1997, siendo Cuauhtémoc Cárdenas el primero en ganar ese cargo público.
Junto con la elección de quien también fue gobernador de Michoacán, se registró un declive del Partido Revolucionario Institucional, primero en la Legislatura Federal, al perder la mayoría de curules y, en el año 2000 el Poder Ejecutivo Federal; sin embargo, aún no se define si para bien o para mal, el PRI ha logrado resurgir de sus derrotas y ha reconquistado varios espacios, pero no lo que ahora se conoce como Ciudad de México.
Ha sido histórico que quien ocupa el cargo, ya fuera como regente o como jefe de gobierno, se le considera como un aspirante natural a la presidencia de la república, aunque ha sido cuestión de los partidos políticos el definirlo finalmente o utilizarlo como una cortina de humo para encubrir al finalmente postulado.
Pero eso ya es historia, ahora debe verse al futuro. No debe omitirse que a pesar de todo la Ciudad de México no será igual al resto de las 31 entidades de la república, ya que entre otras cosas al ser sede de los Poderes Federales no tendrá las mismas libertades. Igualmente, tampoco tendrá como responsabilidad, por ejemplo, cubrir los gastos de educación pública, que se mantendrá como responsabilidad federal.
Ahora será ver cómo labora el Congreso Constituyente responsable de elaborar la primera Constitución de esta nueva entidad, donde se deberán definir de manera formal y legal las atribuciones tanto del Jefe de Gobierno como de las actuales delegaciones administrativas, donde se verá si éstas últimas se ubican como Ayuntamientos, la forma en que se integrarán los cabildos y, en fin, todas las nuevas responsabilidades que deberán asumir las nuevas autoridades.
No sería inútil que en este congreso constituyente se analizaran condiciones que ya resultan indispensables debatir, como por ejemplo, crear nuevas delegaciones o municipios, a fin de que resulte más eficiente brindarles los mejores servicios posibles.
Sin embargo esto resultará difícil ya que, por ejemplo, Iztapalapa es la delegación con mayor número de habitantes, pero por lo mismo resulta ser una reserva de votos para los partidos de izquierda que no fácilmente estarían dispuestos a perderlos o fragmentarlos.
En fin, son múltiples las aristas que deben analizarse, discutirse y concluirse, no en beneficio de sectores políticos sino de quienes viven y padecen los problemas cotidianos en esa gran urbe.
Ya, por último y como algo más frívolo, definir cuál sería el gentilicio con el que se va a identificar a los nacidos y a los habitantes de la Ciudad de México, para lo cual si resultaría adecuado convocar a una consulta popular para que sean las personas quienes lo establezcan y no sea una designación impuesta que no resulta satisfactoria para el pueblo.

Para comentarios, quejas y rechiflidos están a sus órdenes los correos:
[email protected]
[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos