domingo 17 de diciembre del 2017

Maullidos urbanos

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Maullidos urbanos
El avión presidencial Gato de Barrio Por fin, después de más de cuatro años de haberse formalizado la compra del nuevo avión presidencial, este miércoles entró en operaciones formales el aparato Boing modelo 787-8, bautizado como José María Morelos en una gira del Jefe del Ejecutivo Federal a Hermosillo, Sonora,[...]


Compartir esto

El avión presidencial
Gato de Barrio
Por fin, después de más de cuatro años de haberse formalizado la compra del nuevo avión presidencial, este miércoles entró en operaciones formales el aparato Boing modelo 787-8, bautizado como José María Morelos en una gira del Jefe del Ejecutivo Federal a Hermosillo, Sonora, en el marco del 101 aniversario de la Fuerza Aérea Mexicana.
Es decir, la compra del aparato se realizó durante el sexenio del panista Felipe Calderón Hinojosa y cuando Enrique Peña Nieto asumió el poder se evalúo la posibilidad de cancelar la operación, pero los resultados fueron que sería más caro por lo cual siguió adelante con todo el proceso de adquisición y adaptación a las actuales necesidades.
Quien ha sido el más crítico con la adquisición de la aeronave ha sido Andrés Manuel López Obrador, quien ha prometido que cuando gane la presidencia, en el 2018, lo venderá. Primero, que gane las elecciones y, segundo, vea la verdadera conveniencia de revenderlo.
Si se hace un poco de historia el anterior avión presidencial, conocido como Presidente Benito Juárez era un Boeing 757, adquirido en el sexenio de Miguel de la Madrid, y en su momento generó también polémica en su el alto costo y la crisis que se vivía en aquel tiempo.
En ese entonces la oposición popular obligó al gobierno a venderlo sin siquiera haberlo estrenado, pero una falla del entonces avión Quetzacoatl 1 convenció los escépticos de que el nuevo avión era necesario reactivándose la compra por 120 millones de dólares.
Así operó desde Carlos Salinas hasta Enrique Peña, pero después 19 años de mantenimiento y vuelos así como lo costoso y tardado de los vuelos actuales, los diputados y senadores coincidieron en que era urgente la renovación de la flota aérea presidencial, más aun cuando el modelo fue descontinuado en sus refacciones. El nuevo modelo es un Boing 787-8, que consume menos combustible y cuenta con una autonomía de ocho mil 500 kilómetros
La actual polémica de la nueva aeronave ha sido por su costo, que alcanzó los 218.7 millones de dólares, es decir dos mil 952 millones de pesos a un cambio de 13.50 pesos por dólar, gracias a la contratación de una cobertura del tipo de cambio). El pago del avión será realizado a través de un arrendamiento entre Banobras y el Gobierno Federal a 15 años.
Por lo anterior era necesario el cambio de aeronave, que si bien puede considerarse alto su costo, lo vale por la seguridad no solo del presidente sino de todos sus pasajeros, que pueden ser desde los funcionarios y servidores públicos hasta periodistas y tripulación.
Es como sucede en las familias, que cuando un automóvil ya rindió su vida útil es necesario cambiarlo, ya sea porque no hay refacciones, porque el mantenimiento resulta caro y hasta que por la verificación ya no puede circular todos los días. Insisto, no es barato pero será un avión que no será propiedad de Enrique Peña Nieto sino del titular del Poder Ejecutivo Federal, sin importar quien sea o de qué partido provenga.

[email protected]
[email protected]


   Etiquetas: , , ,

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos