Lunes 23 de Octubre del 2017

Memoria fotográfica

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Memoria fotográfica
Disfrutar la fotografía   Raymundo D. Hernández Reyes   El año inicia y con ello también la oportunidad de arrancar con ímpetu y nuevos esfuerzos los objetivos y proyectos, que año tras año nos fijamos como metas a cumplir en los siguientes 351 días que le quedan al año. Este[...]


Compartir esto

Disfrutar la fotografía

 

Raymundo D. Hernández Reyes

 

El año inicia y con ello también la oportunidad de arrancar con ímpetu y nuevos esfuerzos los objetivos y proyectos, que año tras año nos fijamos como metas a cumplir en los siguientes 351 días que le quedan al año.

Este año, como cada uno de ustedes, tengo planes y proyectos en mente que iré madurando y espero que si todo se conjuga de manera adecuada poder llevarlos a cabo.

En lo personal deseo mantener esta estabilidad que me da la oportunidad de disfrutar intensamente los momentos familiares, las reuniones, el crecimiento espiritual y emocional, cultivar continuamente el amor para con mi entorno para cosechar alegrías y buenos momentos que me permitan seguir creciendo como persona.

Y en lo profesional tengo que mencionar que uno de mis principales objetivos de cada año ha sido el de disfrutar la fotografía, disfrutar hacer, producir, crear fotografía es uno de mis objetivos que cada año desde hace muchos años me he propuesto conquistar y hasta el momento he logrado mantener ese cariño y amor hacia esta actividad que este año no puede ser la excepción.

Hay muchas formas de disfrutar hacer fotografía, todo inicia desde el equipo fotográfico, la cámara, el lente o los muchos lentes que se pueden usar, el flash y las fuentes de iluminación, la tarjeta de memoria, las baterías, el tripie, todo el equipo debe ser inspirador para empezar a encantarse con la fotografía.

Luego necesitas objetivos que te motiven a disparar frenéticamente la cámara, puede ser un concepto, un proyecto completo, un modelo, un suceso, lo que sea; todo puede ser fotografiado pero para saborear el proceso y los resultados es mejor hacerlo con una intención, eso es esencial para que todo el proceso se soporte, se complique, se sude pero simultáneamente se disfrute intensamente.

Si el objetivo es ser el mejor fotógrafo, se tiene que hacer un gran y descomunal esfuerzo, porque cada vez hay más y más fotógrafos que surgen desde todos los ámbitos: el internet, las redes sociales, los amateurs, los aficionados, los que están estudiando, los ciudadanos, los que se encuentran una cámara y empiezan a fotografiar. Se dice que hoy en día todos somos fotógrafos, pero la diferencia será cuanto empeño y dedicación se le dedique al acto de fotografiar para ser el mejor y el plus, el toque de diferencia puede ser cuanto se disfrute fotografiando.

Sin lugar a dudas me he topado con colegas fotógrafos que aunque lo nieguen, hacen fotos por hacer, solo por cumplir, por tener la imagen, sin pasión, sin emoción, sin buscar ángulos, colores, composiciones, detalles, diferencias, simple y sencillamente disparan su botón de manera autómata y con ello parece que se cumple, pero la realidad es otra.

Aquellos fotógrafos que ya no disfrutan de hacer fotografías, que les da igual tener una foto o no tenerla, que les cuesta trabajo hacer las imágenes, han perdido una parte esencial de la fotografía que es el disfrute de la misma, al perder disfrutar hacer las fotografías el proceso es fastidioso, tortuoso, complicado y hasta deprimente.

A aquellos colegas los invito a que como propósito de año se comprometan nuevamente con la labor, muchos vivimos de la foto, pues hagamos el trabajo más fácil y disfrutemos de esta actividad tan privilegiada que nos ubica en lugares que ni sospechamos o que muchos desean con tantas ganas estar.

Sé que no es fácil y que son muchos días en los que seguramente no disfrutaremos de todos y cada uno de los eventos fotográficos que tengamos que cubrir o tal vez los proyectos no salgan como uno desea, pero sin lugar a dudas es mejor disfrutar de hacer que no disfrutar de nada aquí viene a la perfección lo que encontré en las páginas de un libro donde se escribe la teoría de Mary Poppins que dice: “En cada trabajo que debemos efectuar, existe un elemento de diversión, encuéntralo y el trabajo se convierte en un juego”. Así cada foto puede ser un juego, un juego profesional que se disfrute de principio a fin.

Así pues disfrutemos de todas cada una de nuestras fotos, de nuestros proyectos que hagamos, no sabemos cómo va a ser el año pero de verdad deseo poder compartirles en cada memoria fotográfica de este año, momentos que realmente disfruten.

 


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos