Sábado 21 de Octubre del 2017

MAULLIDOS URBANOS Nuevos damnificados

Adrián Chavarría Espinosa


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Nuevos damnificados
De forma silenciosa y sin edificios colapsados, ya existen nuevos damnificados por los recientes sismos. Se trata de los empleados que han sido despedidos de los partidos políticos bajo el pretexto de que con esa medida habrá un recorte de gastos para ahora canalizar esos ahorros a la ayuda de[...]


Compartir esto

De forma silenciosa y sin edificios colapsados, ya existen nuevos damnificados por los recientes sismos. Se trata de los empleados que han sido despedidos de los partidos políticos bajo el pretexto de que con esa medida habrá un recorte de gastos para ahora canalizar esos ahorros a la ayuda de los afectados por los terremotos de septiembre.

Y es que los líderes nacionales de los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática anunciaron que para poder recanalizar esos recursos reducirán sus plantillas de empleados, principalmente de los llamados freelance, es decir quienes cobran por honorarios, personal que además carece de gran parte de las prestaciones laborales de ley.

En el caso del PAN, el dirigente nacional Ricardo Anaya puntualizó que el despido corresponderá al 90% de los contratados por honorarios y a más de la mitad de quienes tienen base, además de que habrá otros ahorros al cancelar los seguros de gastos médicos mayores de vida para los titulares de área.

Por parte del PRD, la lideresa nacional Alejandra Barrales anunció la disminución en más de 60% de su planta de colaboradores, es decir buscará trabajar con una estructura mínima de operación, donde habrá trabajadores sindicalizados entre los liquidados.

Pero en el PRI el líder nacional Enrique Ochoa Reza aseguró que no habrá despidos en el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), por el contrario lo que sucederá es que se “apretarán el cinturón”, pero no será a costa de los trabajadores.

Aparentemente la intención de los partidos de oposición es apelar al principio económico de hacer más con menos, por lo cual apelan al recurso más sencillo: despedir a trabajadores, cuando la realidad es que esta medida podría resultarles contraproducente a futuro, tanto en su actividad pública e interna como en su imagen ante la sociedad.

A menos que los separados hayan sido aviadores, es decir se mantenían en nómina pero sin realizar las actividades para las cuales estaban presuntamente contratados, quienes se mantengan en la plantilla laboral tendrán un sensiblemente incremento en su carga de trabajo.

Pero también a nivel público se deteriorará su imagen, ya que con el pretexto de apoyar a damnificados quedarán no solo como patrones insensibles a las necesidades de sus empleados, sino además como malos administradores que no saben cómo enfrentar adecuadamente una crisis económica y buscan la salida más fácil pero no la menos adecuada y conveniente ante la sociedad.

Gato de Barrio

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos