lunes 18 de diciembre del 2017

Peña Nieto repite estrategia

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Peña Nieto repite estrategia
  Tal como sucedió en el 2011 en el Estado de México para que el PRI designara a su candidato a la gubernatura, se repitió ahora en el 2017, pero para la designación del aspirante a la presidencia de la República: Enrique Peña Nieto se decantó por quien se considera[...]


Compartir esto

 

Tal como sucedió en el 2011 en el Estado de México para que el PRI designara a su candidato a la gubernatura, se repitió ahora en el 2017, pero para la designación del aspirante a la presidencia de la República: Enrique Peña Nieto se decantó por quien se considera puede garantizar el triunfo en las urnas.

Hace seis años, cuando se analizaba quién sería el candidato del PRI a la gubernatura mexiquense, se consideraba que la nominación recaería en Alfredo del Mazo Maza, primo de Peña Nieto, pero existía la posibilidad de si se marginaba a Eruviel Ávila Villegas, este podría irse al PRD, lo cual sin duda ponía en riesgo el futuro político tanto de la entidad como el personal.

Por ello el ahora presidente de la república decidió proponer al exalcalde de Ecatepec, quien logró un apabullante triunfo, situación que también le sirvió de respaldo para ganar las elecciones presidenciales del 2012.

Ahora, en el momento de definir quién podría sucederlo en la presidencia, Peña Nieto optó por respaldar a quien considera será el mejor candidato, que pueda enfrentar y superar a otros aspirantes como Andrés Manuel López Obrador, quien es el seguro por Morena; a Ricardo Anaya, ya sea por el Frente Ciudadano por México o por el PAN; a Miguel Ángel Mancera, de ser respaldado por el PRD; o a los posibles independientes Margarita Zavala o Jaime Rodríguez Calderón.

Para ello se tuvieron que quedar en el camino otros suspirantes como Miguel Ángel Osorio Chong, Aurelio Núñez Mayer, José Narro Robles y Enrique de la Madrid Cordero, secretarios de Gobernación, Educación, Salud y Turismo, respectivamente.

Ahora solo resta por definir quiénes podrían integrar su equipo tanto de precampaña como de campaña, donde podrían figurar varios miembros del gabinete federal, lo que sin duda debe considerar como el declive natural de Peña Nieto en el poder, quien al momento del destape ya únicamente le restan 368 días en la presidencia, pero esta situación es natural e inevitable.

Ahora empezaremos a conocer más a fondo a Meade Kuribreña, quien con la particularidad de que sin ser militante priista será el abanderado tricolor, trabajará para que ese partido siga en el poder federal y, con la esperanza de que se pueda recuperar la mayoría en las cámaras de diputados federales y de senadores para tener una mejor administración.

Gato de Barrio

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos