martes 22 de mayo del 2018

Propone ONG a candidatos presidenciales ley contra la obesidad

Creditos:


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Propone ONG a candidatos presidenciales ley contra la obesidad
Una Ley General contra el Sobrepeso y la Obesidad de la que derive un Programa Especial, con el fin de garantizar la asignación de recursos y mecanismos formales de evaluación, propuso la Alianza por la Salud Alimentaria (ASA), a los cinco candidatos presidenciales. Luego de más de dos décadas de[...]


Compartir esto

Una Ley General contra el Sobrepeso y la Obesidad de la que derive un Programa Especial, con el fin de garantizar la asignación de recursos y mecanismos formales de evaluación, propuso la Alianza por la Salud Alimentaria (ASA), a los cinco candidatos presidenciales.

Luego de más de dos décadas de entrega gubernamental a las decisiones de industrias de alimentos chatarra y bebidas azucaradas, exigieron en sendas cartas a los contendientes: Andrés Manuel López Obrador (Morena), Ricardo Anaya (PAN, PRD, MC), José Antonio Meade (PRI, PVEM, PANAL), Margarita Zavala y Jaime Rodríguez Calderón, independientes, que se definan y se declaren ¿de qué lado están? ¿De la industria o de la salud pública?

Es archisabido el grave problema que ocasiona este padecimiento del 70 por ciento de la población, además la carga de diabetes y sus consecuencias, reiteraron Alejandro Calvillo y Fiorella Espinoza, coordinadora de investigación en salud de El Poder del Consumidor.

Los promotores recordaron que en México el sobrepeso y la obesidad constituyen una epidemia que afecta a 7 de cada 10 adultos y 1 de cada 3 niños y adolescentes. La diabetes pasó de matar poco más de 40 mil personas en el año 2000 a más de 106 mil en el 2016.

También dijeron que la población más vulnerable en esta situación es la infantil ya que un niño con obesidad tiene un 80% de probabilidad de ser un adulto obeso y estar en riesgo de desarrollar enfermedades crónicas como la diabetes y las enfermedades cardiovasculares. Un estudio reciente indica que uno de cada dos niños mexicanos podría desarrollar diabetes a lo largo de su vida si no se actúa de fondo.

Para ello, está comprobado que la prevención es el mejor enfoque. Se les dice a los candidatos que: “Hoy necesitamos garantizar a nuestros niños no solo una buena educación sino también un ambiente que favorezca su salud y no su enfermedad”.

La propuesta

Por lo anterior propusieron una Ley General Contra el Sobrepeso y la Obesidad con su Programa Especial, que funcionará como instrumento rector de la política nacional para la prevención y el control del sobrepeso y la obesidad y sus efectos. Establecerá objetivos, estrategias, líneas de acción, metas e indicadores.

Fijará las obligaciones específicas de las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal y gobiernos estatales en relación con la prevención y el control del sobrepeso, la obesidad y la diabetes. Garantizará la asignación de recursos suficientes para cumplir los objetivos.

Entre otros elementos contempla:

1. Educación y promoción de la salud

Desarrollo de campañas nacionales de prevención y orientación alimentaria en medios de comunicación masiva, escuelas y lugares de trabajo que permitan informar y orientar al público sobre las medidas necesarias para prevenir y controlar el sobrepeso y la obesidad.

Creación de una estrategia nacional de comunicación educativa y orientación alimentaria, dirigida al personal de sectores con potencial de incidir en la prevención de obesidad (salud, educación y desarrollo social) y a la población general para incentivar conductas saludables.

Implementación de un programa de capacitación al personal de salud, mediante cursos de educación nutricional en el marco de la estrategia nacional de comunicación educativa.

2. Regulación sanitaria y entornos saludables

Fortalecimiento de medidas fiscales, tanto impuestos como subsidios para desincentivar el consumo de alimentos y bebidas que no favorezcan la salud de la población en general y facilitar el acceso a alimentos nutritivos. Tales medidas fiscales incluyen por ejemplo el impuesto a refrescos y otras bebidas azucaradas para disminuir el consumo y subsidios a frutas, verduras y otros alimentos de alto valor nutricional, especialmente, en zonas marginadas con acceso limitado a estos alimentos.

Implementación de un sistema de etiquetado frontal de advertencia en alimentos y bebidas envasadas que sea fácil de entender y ayude a los consumidores a tomar elecciones más saludables identificando los productos con alto contenido de azúcares, sodio, grasas y calorías. El diseño del etiquetado debe estar a cargo de un grupo de expertos (Comité Científico) quien establecerá los criterios nutricionales, contenidos, expresión gráfica, ubicación en el envase y/o empaque, tamaño y demás características del sistema de etiquetado.

De igual modo, tal y como se había formulado en la ENSOD, se deberá tomar en cuenta la cantidad de azúcares añadidos y no de azúcares totales ya que esto engaña al consumidor.

Regular la publicidad que circula en los medios de comunicación masiva electrónica: cine, radio, TV. Así como en internet. Y por otro lado promover la alimentación sana y en las madres la lactancia materna.

Porque es bien sabido que la epidemia de sobrepeso y obesidad no resulta solo de malos hábitos individuales. Es el resultado de un entorno que promueve esta condición denominado “ambiente obesogénico”.

Por todo lo anterior es necesario que el gobierno que surja de la contienda electoral que se avecina introduzca una política integral para prevenir y combatir la obesidad, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, modificando el entorno que la promueve.

 


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos