Sábado 24 de Junio del 2017

MAULLIDOS URBANOS Renuncias en la Iglesia


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Renuncias en la Iglesia
  Gato de Barrio gato_de_barrio@yahoo.com.mx gato_de_barrio@live.com.mx Después de una serie de presuntas confirmaciones y posteriores desmentidos, por fin se ratificó que el pasado 6 de junio, el cardenal Norberto Rivera Carrera presentó al papa Francisco su renuncia a la Arquidiócesis de México en tiempo y forma, tal y como lo[...]


Compartir esto

 

Gato de Barrio

gato_de_barrio@yahoo.com.mx

gato_de_barrio@live.com.mx

Después de una serie de presuntas confirmaciones y posteriores desmentidos, por fin se ratificó que el pasado 6 de junio, el cardenal Norberto Rivera Carrera presentó al papa Francisco su renuncia a la Arquidiócesis de México en tiempo y forma, tal y como lo marca el Derecho canónico, tras cumplir los 75 años de edad.

Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, confirmó la dimisión se presentó ante el nuncio Franco Coppola, a quien le entregó su carta correspondiente, de acuerdo al protocolo del citado Código de Derecho canónico.

Sin embargo, ahora corresponderá al Papa definir el tiempo en que el cardenal Rivera Carrera continuará al frente de la Arquidiócesis, es decir si se decide por un pronto relevo o le es aceptada públicamente la renuncia, precisó Valdemar.

Rivera Carrera está al frente del Arzobispado de México desde hace 22 años, y tras ser aceptada su dimisión se convertirá en arzobispo emérito, pero eso no le afectará en su calidad de cardenal, por lo que de ser necesario podría participar en un cónclave pero hasta antes de que cumpla 80 años.

Y es que no existe un plazo fijo para que se defina a su sucesor; por ejemplo, para el caso del cardenal Juan Sandoval Iñíguez, arzobispo de Guadalajara, se le aceptó su renuncia hasta que cumplió 79 años, en cambio con el cardenal Ernesto Corripio, antecesor de Rivera Carrera, solamente se mantuvo un año más al frente de la Arquidiócesis de México.

¿Cómo valorar la trayectoria de Rivera Carrera? Resultaría necesario separar su labor pastoral de sus actividades políticas. En el primer caso, una de sus partes negativas ha sido el descenso de la feligresía católica, ante la entrada de otras religiones variantes del cristianismo.

Este factor se ha presentado en gran parte por su activismo político, ya que en infinidad de ocasiones ha ocupado su responsabilidad religiosa para involucrarse en cuestiones ajenas a la iglesia, que van desde críticas a las autoridades, descalificaciones de diversas legislaciones y disposiciones oficiales, la educación de los menores, entre otros temas motivo por el cual ha recibido críticas de diversos sectores sociales, en especial de los calificados de avanzada.

Ahora esperar la decisión del Papa Francisco para saber cuándo aceptará la renuncia de Rivera Carrera y, lo más importante, quién será su sucesor para plantear cómo será la política de la Iglesia Católica en México y cual será su relación con las diferentes autoridades.


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos