lunes 20 de agosto del 2018

MAULLIDOS URBANOS Sí existen los niños genio

Gato de Barrio


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Sí existen los niños genio
Un programa de televisión muy popular es The Big Bang Theory, se reseña la vida de un grupo de intelectuales de los calificados como nerds, es decir que tienen una vida que gira alrededor de la ciencia con aficiones muy particulares y poco populares. Entre ellos destaca el doctor en[...]


Compartir esto

Un programa de televisión muy popular es The Big Bang Theory, se reseña la vida de un grupo de intelectuales de los calificados como nerds, es decir que tienen una vida que gira alrededor de la ciencia con aficiones muy particulares y poco populares.

Entre ellos destaca el doctor en física Sheldon Cooper, quien desde niño sobresalió por su alta inteligencia y ver la realidad desde un punto de vista racional y muy diferente a lo que se esperaría de un menor, situación que se agudizaría con el paso del tiempo.

Ya en la vida real sí existen los niños genios, no del tipo del protagonista del citado programa, pero sí quienes a su corta edad logran cursar estudios superiores. Es el caso de Carlos Antonio Santamaría Díaz quien a partir del próximo ciclo escolar será el estudiante del nivel licenciatura de menor edad en la Universidad Nacional Autónoma de México, ya que a sus doce años iniciará la carrera de Física Biomédica en la Facultad de Ciencias, tras obtener 120 aciertos en el Concurso de Selección.

Anteriormente este nuevo universitario cursó diplomados y varias materias, además de prácticas por separado en la Facultad de Química, en el Centro de Ciencias Genómicas y en el Instituto de Investigaciones en Materiales. La UNAM conoció a Carlos en 2015, a punto de cumplir nueve años de edad, cuando se aventuró, cursó y concluyó módulos en dos diplomados: uno sobre química analítica; y otro en bioquímica y biología molecular para la industria farmacéutica, que imparte la facultad correspondiente.

Ahora su reto cotidiano será luchar contra el escepticismo ante sus capacidades y desempeño, pues será la primera ocasión que sus compañeros, docentes y la comunidad universitaria tengan en territorio puma a un alumno de licenciatura tan joven.

Santamaría Díaz reveló su fórmula para lograrlo: “Es estarle dando, nunca decir no se puede, me voy a regresar a la primaria. Siempre hay una forma de entrar. También estudié por Internet, así he aprendido biología, cálculo, pero además hay que tener el apoyo de toda tu familia, lo más importante. Mis padres han hecho más que yo, ellos han preparado todo, y yo sólo estudio y apruebo los exámenes, pongo la última pizca para pasar a lo siguiente”.

En verdad llama la atención esta historia, pero la cuestión es ¿cuántos niños genios tenemos en México, pero por la falta de saberlos detectar y apoyar se pierden y son desaprovechados. Sería interesante que las nuevas autoridades educativas desarrollaran un programa para ubicar y alentar a estos elementos para beneficio de la sociedad mexicana.

 

Gato de Barrio

[email protected]


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Bajo la rosa Bajo la rosa Bajo la rosa Bajo la rosa

Opinión

Bajo la rosa


En la antigua Roma, cuando había una reunión y en[...]

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos