Martes 23 de Mayo del 2017

TELÉFONO ROJO


Categoria: Opinión

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


TELÉFONO ROJO
José Ureña   * El año inicia en Colima con la maldición de judicializar las elecciones * PRI: operación emergente para evitar la fuga de Carlos Joaquín en QR * Mercado y la misión imposible de acreditar el reglamento de tránsito   Mal van a comenzar las elecciones de 2016.[...]


Compartir esto

José Ureña

 

* El año inicia en Colima con la maldición de judicializar las elecciones

* PRI: operación emergente para evitar la fuga de Carlos Joaquín en QR

* Mercado y la misión imposible de acreditar el reglamento de tránsito

 

Mal van a comenzar las elecciones de 2016.

Decidirán los gobernantes de 13 estados y casi medio país, pero invariablemente terminarán ante el Poder Judicial porque la animosidad nacional de los partidos no anda para conciliar.

Se lo digo con bases.

El candidato del Partido Acción Nacional (PAN) en Colima, Jorge Luis Preciado, inició la contienda muy confiado porque según sus cifras en diciembre le daban once puntos de ventaja.

En tanto, el aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Luis Peralta, se sabía en desventaja en muchos sentidos y en especial por el golpe del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al anular las votaciones y por ende el resultado.

Ante los votantes, anímicamente eso favorece a quien impugnó y en ese sentido los ganadores fueron los abogados de Preciado, aunque queda la duda de si atrás de él estaba toda la estructura del PAN.

La sospecha se incrementa con la casi nula participación de la estructura de Ricardo Anaya y su organización para ponerla a servicio de quien es acusado de impulsor de la prostitución, el aborto, los valores contra la familia y todas esas reglas morales con las cuales los panistas se presentan en sociedad.

Y como su candidato es impresentable a ojos de la ética azul, lo cual le genera rechazo social y votos en contra, sólo les queda un camino: interponer recursos ante la justicia federal.

Por ahí viene el siguiente capítulo.

Así iniciarán el domingo las contiendas gubernativas.

 

CARLOS JOAQUÍN Y EL RIESGO DE ESCISIÓN PRIÍSTA

 

Ayer se confirmó un adelanto dado aquí desde diciembre:

El senador Alejandro Tello será el candidato del PRI a gobernador de Zacatecas a impulso del gobernador Miguel Alonso Reyes, aunque ello haya significado la salida de Pedro de León, abanderado de la alianza panista-perredista.

Hoy deberá decidirse Quintana Roo.

Los dirigentes Manlio Fabio Beltrones y Carolina Monroy han llamado a los aspirantes quintanarroenses para firmar la clásica carga-compromiso de lealtad al PRI y unidad militante.

La clave está en Carlos Joaquín, hasta hace unas semanas subsecretario federal de Turismo.

Los momios favorecen al prospecto del gobernador Roberto Borge, el diputado federal José Luis Toledo, quien dejaría en el camino a otro gran cuadro tricolor, el alcalde de Playa del Carmen, Mauricio Góngora; al ex diputado Raymundo King y al edil de Cancún, Paul Carrillo Cáceres.

Ahí es donde entra Carlos Joaquín.

Favorito en muchas encuestas desde hace seis años, la duda es si firma el acuerdo de unidad o, como muchos priístas temen, acepta la oferta de ser candidato de unidad de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

O, segunda opción alternativa, ser candidato ciudadano.

Él está decidido y sólo la operación de Beltrones puede borrar ese riesgo de escisión.

 

PATRICIA MERCADO Y EL DF CICLISTA IMPOSIBLE

 

Como secretaria de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Patricia Mercado ha salido a dar la cara por el nuevo reglamento de tránsito.

No se aplicarán las primeras multas, declara, por la “sensibilidad” de Miguel Ángel Mancera.

No convence.

No aplicaban el anterior reglamento y recurrieron al camino fácil de emitir otro.

Mayor sensibilidad habría sido organizar la ciudad, indicar los límites de velocidad en todas las arterias, pintar en las esquinas el espacio para peatones, ciclistas y motociclistas, mejorar la nomenclatura…

Nada se hizo.

La ciudad está llena de hoyos, hay desorden total, no hay ni agentes viales ni indicaciones para los automovilistas, los semáforos no están sincronizados, avenidas como el Eje 3 –ofrecida por Andrés Manuel López como vía rápida norte-sur–obligan a ir a vuelta de rueda…

Atender esos requerimientos antes de implementar un reglamento voraz y con la misión imposible de consagrar al ciclismo a la ciudad de México, hubiera sido más sensible.

Ante argumentos vacíos, la justicia.

 


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos