Sábado 24 de Junio del 2017

La “doble vida” de Alberto del Río


Categoria: Deportes

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


La “doble vida” de Alberto del Río
México, 23 de enero.- Una “doble vida” tiene el luchador Alberto del Río, quien arriba del ring se transforma para ser uno de los personajes más destacados de la WWE, donde disfruta quizá los últimos años de su carrera, pero abajo es un hombre dedicado completamente a sus tres hijos.[...]


Compartir esto

México, 23 de enero.- Una “doble vida” tiene el luchador Alberto del Río, quien arriba del ring se transforma para ser uno de los personajes más destacados de la WWE, donde disfruta quizá los últimos años de su carrera, pero abajo es un hombre dedicado completamente a sus tres hijos.

“El Patrón” tiene una vida exitosa pero nada ha sido fácil ni regalado, el trabajo constante, la disciplina y el apoyo de su familia lo tienen en un sitio especial, ahora como campeón de los Estados Unidos de WWE, título que expondrá el domingo en “Royal Rumble” con Kalisto.

“Siempre he dicho que a los 40 años me iba retirar, pero no me dejan ir las empresas, me quieren trabajando un rato más”, dijo el luchador en entrevista con Notimex, donde destacó el trabajo realizado con su entrenador Alberto Sevilla, quien “me prolongó unos años más dentro del negocio”.

Y aunque vive uno de los mejores momentos de su carrera, pues en la empresa estadunidense “todas las estrellas hacen fila para poder hacer un programa conmigo, eso me llena de orgullo”, sabe que el momento del adiós llegará, no sabe cuándo, pero sigue con su mismo objetivo, ganar títulos y reinventándose.

“Cuando sienta que estoy un pasito atrás me voy a ir. Cuando no tenga ese nivel me voy a retirar, amo y respeto esta profesión, no le quiero faltar al respeto, unos están muchos años por necesidad, gusto o cualquier razón, yo no lo pienso hacer”, manifestó.

Y sabe que el momento del retiro no está lejos, “se está acercando esa parte de la vida, abrir paso a los jóvenes, entre más rápido lo aceptes más feliz vas a ser y mucho mejor vas a disfrutar lo que te deje tu carrera profesional. La lucha me dio mucho y le di, y cuando tenga que colgar los zapatos me voy sin faltarle al respeto”.

Heredero de una dinastía luchística, pues su papá es Dos Caras y sus tíos son Mil Máscaras y Psicodélico, se enamoró y apasionó por este deporte desde niño, pero tuvo que cumplir con una condición para que su progenitor lo dejara seguir en el mundo de las llaves y contrallaves.

“Si mi padre no hubiera sido luchador creo que en la vida hubiera sido luchador yo. La primera y única petición para dejarme ser fue entregarle un título profesional. Me recibí en arquitectura, nunca ejercí, debuté en Japón, después México y el resto es historia”, rememoró.

Debido a su profesión y a los múltiples viajes que realiza en el año, cuando está fuera del ring Alberto solo tiene ojos para sus tres hijos, un niño que cumplirá seis años y dos niñas, de tres y dos, “mi vida está dedicada completamente a ellos, mi tiempo es absolutamente de ellos”.

Ya sea en el cine, en casa, cambiando pañales o cualquier cosa, “El Patrón” vivió con su padre lo que él repite con sus pequeños, “mi papá nos dio calidad, no cantidad, eso hago con mis hijos, son estudiantes ‘A’ en su escuela, en el núcleo familiar el jerarca es el encargado de buen desarrollo y a eso me dedico cuando no lucho”.

Orgulloso de su hijo, a quien le ve muchas capacidades deportivas, el pequeño le dijo hace unas semanas que de grande quiere ser como él, “si algún día lo quiere hacer adelante, veremos qué nos dará la vida, al momento Dios me premió con un gran atleta, nato, tiene todas las cualidades para hacer lo que quiera”.

Y con las niñas vive otro tipo de cosas, mismas que disfruta al máximo, “he visto la película de Frozen como 175 veces, ya me pintaron las uñas el otro día, es parte de la dinámica cuando tienes hijas chiquitas”.

Lejos de su país natal, el potosino disfruta su vida y brilla en WWE, pero extraña, “estar en México es mi placer y no lo digo de dientes para afuera, la gente sabe cuánto me gusta estar aquí, si no fuera por la inseguridad yo viviría en México, iría a trabajar a Estados Unidos y viviría en mi México que tanto me gusta”.

 

(Notimex)


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos