viernes 21 de septiembre del 2018

Siete sacerdotes pedófilos fueron enviados a Canadá para rehabilitación

Creditos:


Categoria: Internacionales

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Siete sacerdotes pedófilos fueron enviados a Canadá para rehabilitación
Al menos siete sacerdotes de Pennsylvania,  acusados de pedofilia, fueron enviados a una casa de retiro en Canadá para su rehabilitación, según el reciente reporte del Gran Jurado de esa localidad. La residencia donde fueron llevados estos sacerdote, Southdown Institute, se localiza a 65 kilómetros al norte de Toronto, y[...]


Compartir esto

Al menos siete sacerdotes de Pennsylvania,  acusados de pedofilia, fueron enviados a una casa de retiro en Canadá para su rehabilitación, según el reciente reporte del Gran Jurado de esa localidad.

La residencia donde fueron llevados estos sacerdote, Southdown Institute, se localiza a 65 kilómetros al norte de Toronto, y fue fundada para atender los problemas de salud mental, desorden sexual y adicción de los sacerdotes y clérigos.

En 1984, luego de admitir que había molestado sexualmente a un joven de 14 años, el reverendo John Connor, de Penssylvania, fue enviado al Southdown Institute, el cual recomendó a la iglesia no poner a Connor cerca de jóvenes, lo cual fue ignorado por la jerarquía católica, y el sacerdote fue enviado a una parroquia en Conshohocken, Pennsylvania, con la misión de “educar a jóvenes”, según reportó este vienes la cadena noticiosa CBC.

Las acusaciones son parte del reporte del Gran Jurado, de mil 300 páginas, dado a conocer el martes que da cuenta de cientos de sacerdotes católicos involucrados en abusos infantiles desde 1940. Se estima que del total de víctimas más de mil eran niños.

La CBC señaló sobre la conexión de estos sacerdotes con Canadá, ya que algunos de los abusos habrían tenido lugar en este país.

“El informe del Gran Jurado dice que, en el caso de Connor, nunca fue a juicio porque los abogados de la iglesia negociaron un acuerdo para borrar su registro de arresto, si admitía la acusación de abuso sexual, y evitaba volver a ser arrestado durante un año”, indicó la CBC.

El Gran Jurado acusó al cardenal Donald Wuerl, arzobispo católico de Washington, de ayudar a proteger a algunos sacerdotes abusadores de menores cuando era obispo de Pittsburgh, de 1988 a 2006.

El reverendo Thomas C. Kelley fue acusado de molestar sexualmente a hombres de entre 18 y 25 años de edad, en la localidad de Odessa. En 1995 fue enviado al Southdown Institute para un tratamiento de una semana y la recomendación fue que Kelley estuviera alejado de párrocos jóvenes.

El mismo Kelley reingresó al centro de rehabilitación canadiense para un tratamiento de varios meses, para luego ser reasignado por la iglesia católica a la diócesis de San Angelo, Texas.

Otro sacerdote, John Hoehl fue admitido en el Southdown Institute tras un reporte de abuso sexual en 1986. Estuvo en terapia por seis meses donde admitió haber abusado de varios estudiantes de secundaria mientras estaba en una escuela católica de Baden, Pennsylvania.

El Southdown Institute informó a la diócesis de Pittsburgh que Hoehl era un pedófilo, de acuerdo con el reporte del Gran Jurado, pero luego fue asignado como consultor educativo en la diócesis.

El reporte también indica que algunos abusos fueron realizados en Canadá, como el de un sacerdote que abusó de dos niños en un hotel de Toronto, durante un retiro. Otro sacerdote viajó a Canadá con un niño, le dio de beber alcohol y durmió en la misma cama.

Otro sacerdote investigado por la policía en 1988, es Robert G Wolk por haber realizado más de 200 actos de abuso con menores en Canadá, Virginia, Florida y Ohio, según el reporte. NTX/I/II/SRA/

Notimex


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos