jueves 20 de septiembre del 2018

Aplacan cárcamo contra inundaciones en El Espino, Xonacatlán

José Ángel Gutiérrez López


Categoria: Locales

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Aplacan cárcamo contra inundaciones en El Espino, Xonacatlán
Habitantes de barrio El Espino, municipio de Xonacatlán, pararon parcialmente la edificación del cárcamo de rebombeo por parte del ayuntamiento, tras una triple movilización que incluyó reclamos por temor a sufrir nuevas inundaciones. Este cárcamo, cuyo fin es evitar las afectaciones de cada año, se hundió por reblandecimiento de su[...]


Compartir esto

* Habitantes logran tal pausa, tras manifestarse en obra, presidencia y auditorio por la hundida construcción

Habitantes de barrio El Espino, municipio de Xonacatlán, pararon parcialmente la edificación del cárcamo de rebombeo por parte del ayuntamiento, tras una triple movilización que incluyó reclamos por temor a sufrir nuevas inundaciones.

Este cárcamo, cuyo fin es evitar las afectaciones de cada año, se hundió por reblandecimiento de su tierra perimetral, tanto por lluvia como por filtración de agua negra del conducto del río Lerma que divide la compuerta del canal La Raya, zanja paralela a calle Benito Juárez, donde varias familias sufren anegaciones.

Mientras el cárcamo era liberado de fango y nivelado por maquinaria pesada, este martes los pobladores debatían sobre los contras de la obra, cuya falta de planeación la hizo notar Miguel Ángel Portillo, comisariado ejidal.

Portillo señaló que el cárcamo reposa sobre tierra fangosa, por ello volverá a colapsar en cualquier momento, principalmente cuando contenga agua al interior. También observó falta de base de proyecto técnico y fallas de ingeniería.

El ciudadano Juan Álvarez Castañeda calificó la obra de mal hecha y sin cimentación, lo que no significa “un invento” de los vecinos.

“Lo acaban de mover con la máquina  y agarró su nivel, pero eso no sirve, definitivamente no lo queremos. Si hicieran nuevo y le pusieran su dren y su plantilla alrededor, con gusto lo aceptamos”, destacó el señor Álvarez.

De acuerdo con el poblador, el argumento del ayuntamiento es que “ya pagó el contrato y trabajo, ‘y no sabe más’, que la empresa cumpla”. Lo mismo dice el director de obras públicas, “que hará un peritaje y la empresa responda”.

La Raya sufre filtración de aguas negras del enlace del Lerma, lo que genera inundaciones antes de su rebombeo al río, cuya boca del túnel conduce hacia el Lerma, en dirección poniente, por debajo del Libramiento Bicentenario.

Más tarde los vecinos acudieron al palacio municipal, donde sólo consiguieron una presunta llamada telefónica del personal de recepción al director de obras públicas, quien no acudió ni al ayuntamiento ni a El Espino.

Los inconformes, quienes amagaron con cerrar el palacio si no eran atendidas sus demandas, se trasladaron entonces al auditorio municipal.

Pero en el auditorio, la policía municipal les impidió el paso, tras el aviso de los oficiales que previamente advirtieron su presencia desde la alcaldía.

Ahí recriminaron la mala planeación de obra, pero recibieron evasivas del edil, quien alterado y breve dijo que él no era responsable, sino la constructora. Prometió acudir al cárcamo, pero no lo hizo.

Después, de regreso al cárcamo, Carlos Garza Sánchez, representante de la constructora acordó parar la obra, en conjunto con habitantes, quienes la mantendrán así hasta contar con su documento de inconformidad, así como con un peritaje para determinar su reanudación o posible demolición.


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos