viernes 21 de septiembre del 2018

Comprar útiles escolares, tarea que requiere inversión y paciencia

Creditos:


Categoria: Nacionales

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Comprar útiles escolares, tarea que requiere inversión y paciencia
Para Eurídice García gastar cerca de tres mil pesos en útiles escolares y dos mil pesos en uniformes no es un sacrificio sino una inversión, sabe que la educación de su hija de ocho años de edad requiere de esfuerzos tales como trabajar horas extra en el restaurante en el[...]


Compartir esto

Para Eurídice García gastar cerca de tres mil pesos en útiles escolares y dos mil pesos en uniformes no es un sacrificio sino una inversión, sabe que la educación de su hija de ocho años de edad requiere de esfuerzos tales como trabajar horas extra en el restaurante en el que labora como cocinera.

Para ella lo realmente difícil es conseguir la lista de 18 artículos escolares y 15 materiales extra, entre ellos, cosas tan específicas como un sacapuntas con un bote de basura integrado de al menos cinco centímetros y seis rollos de papel sanitario de triple hoja.

Además, tendrá que cumplir con la entrega de seis documentos, fotografías y certificado médico todo “para que ella tenga un futuro mejor que el de su madre”.

En un carrito Euri deposita las compras, con un marcador subraya lo adquirido y continúa su paso por la calle Mesones en el Centro Histórico, “procuro buscar los mejores precios pero es difícil, regularmente los artículos más duraderos, los de mejor marca son los más caros”, señala.

Afirma que las compras las inició desde hace un mes cuando adquirió la ropa interior de la niña y los zapatos, pero fue hasta ahora justo en la quincena cuando tuvo el dinero necesario para comprar el grueso de la lista, que a decir de Euri parece interminable.

“No sólo es el dinero, tienes que dedicar mucho tiempo a las compras, no todo se consigue en un mismo lugar, tienes que caminar y caminar, en el supermercado hay algunas cosas con buenos precios pero no todo, por eso cada año vengo acá”, explica mientras arrastra el carrito que cada vez resiste menos el peso.

Explica que al tener sólo una hija ha podido pagar su educación en su escuela particular aunque reconoce que cada vez es más difícil, “el papá de la niña me apoya con algunos gastos pero cada vez es más dificil, nos tenemos que ayudar, yo compro cosas y él se encargará de la inscripción y de las colegiaturas que en todo el año suman como 60 mil pesos”.

Asegura que a las compras se tiene que sumar también el esfuerzo de forrar los útiles con indicaciones específicas como la inclusión de etiquetas personalizadas de vinil que se tienen que colocar en la parte inferior de todos los cuadernos y uniformes.

“La forrada de los cuadernos también implica mucho tiempo, incluso tengo que pedir un día en el trabajo para hacer todo, como este año pude comprar hasta ahora los útiles tendré que forrar todo el domingo antes del regreso a clases”.

En Mesones, calle famosa por la venta de todo tipo de artículos escolares Euri compró seis cuadernos de pasta gruesa con un costo de 28 pesos cada uno, además de una caja de colores de 65 pesos, una caja de gomas, lápiz adhesivo, lápices y papel para forrar.

La mochila la adquirió en una tienda cercana, le costó 350 pesos, “hay algunas más baratas pero yo prefiero comprar algo que estoy segura que le dudará al menos el ciclo escolar”.

El fin de semana será largo para Euri y su hija, de ser posible faltará al trabajo pero apenas si tendrá tiempo para ir a cortar el cabello de la niña, tener todo en orden en casa, preparar el uniforme, el almuerzo para el recreo y prepararse para un nuevo ciclo escolar.

 

NTX/NSG/GZP


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos