domingo 22 de julio del 2018

Desarrollan casco que elimina piojos y liendres con nitrogeno

Creditos:


Categoria: Salud y Hogar

Tamaño del texto

 Ejemplo 
Escuchar esta nota


Desarrollan casco que elimina piojos y liendres con nitrogeno
Investigadores y estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) diseñaron un casco que elimina piojos y liendres de las cabezas de los niños en tan solo segundos. De acuerdo con el diseñador industrial de la UAQ, Alejandro Bárcenas, se trata de un método de[...]


Compartir esto

Ciudad de México, viernes 13 de abril del 2018.-

Investigadores y estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) diseñaron un casco que elimina piojos y liendres de las cabezas de los niños en tan solo segundos.

De acuerdo con el diseñador industrial de la UAQ, Alejandro Bárcenas, se trata de un método de criogenización consistente en un casco con fomi y un cepillo que aplican pequeñas dosis de nitrógeno.

El casco, añadió el investigador, tiene además una forma de tiburón con luces led para hacerlo más atractivo a los niños y emite pequeñas dosis de gas en todo el cuero cabelludo y en zonas específicas

El cepillo cuenta con cartuchos que liberan dosis de este químico por unos orificios ubicados a un costado de las cerdas, precisó Bárcenas, en un comunicado de la Agencia Informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

Así, al momento de peinar a los niños, el nitrógeno penetra en el cuero cabelludo de los infantes sin dañarlo y elimina los piojos y liendres, los cuales de manera común se aferran al cabello y el nitrógeno hace que “se suelten”, lo cual evita dar tirones a los niños.

Las descargas de este elemento químico durante el tratamiento son de poco menos de dos segundos y provienen de unas válvulas electrónicas conectadas a una tarjeta Bluetooth controladas por una aplicación para dispositivos móviles, detalló.

“El casco tiene cuatro entradas, en las que se pueden controlar los intervalos de aplicación en el tratamiento, de acuerdo con el criterio del especialista médico”, precisó el investigador, quien añadió que una estudiante de diseño industrial trabajó la interfaz gráfica para hacerla más intuitiva.

Dijo que se cuenta ya con una aplicación en la plataforma Android y ya se trabaja para llevarla a la de iOS de Apple, en tanto que otra estudiante de la maestría de diseño e innovación de dicha institución educativa colabora para la generación de una norma ISO, aunado a que se encuentran en un proceso para lograr una patente.

El bajo costo de esta innovación y la efectividad en la utilización del nitrógeno, la hacen no contaminante para el medio ambiente ni daña la salud de los infantes, destacó la profesora investigadora de la Facultad de Ingeniería de la UAQ, Yerett Oliveri.

“En la actualidad, existen tratamientos químicos, como el dicloro difenil tricloroetano (DDT), para el tratamiento de la pediculosis y los tradicionales champús, pero todos ellos no eliminan la infestación de piojos en una sola aplicación y pueden resultar tóxicos para los niños”.

De manera común, estos insectos se encapsulan alrededor del cabello y no son eliminadas por completo con dichos productos, lo que deriva en una incidencia del problema, mientras que este casco resulta económico debido a que el costo de este elemento es de 70 pesos por litro y se requieren dosis mínimas.

El director de Vinculación Tecnológica de la UAQ, Juvenal Rodríguez, precisó que este método, basado en una técnica creada por el jefe de la clínica de Innovaciones Aplicadas en Pediatría, Juan José Díaz, se realizó de manera conjunta con la empresa Innovaciones Aplicadas en Pediatría y el centro especializado en eliminación de piojos y liendres, ItchyBitsi.

Ello, con el apoyo del Programa de Estímulos a la Innovación (PEI), del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que reconoció la innovación “como caso de éxito”.

Añadió que el proyecto busca brindar soluciones a este problema de salud pública, presente en entornos rurales y urbanos del país, con lo que el casco podría resultar eficaz para ser utilizado en instituciones de educación básica, que es donde existe una mayor incidencia de este problema.

“Es un proyecto de la llamada cuádruple hélice, donde trabajan con conjunto la universidad, las empresas, el gobierno y la sociedad . Tenemos algunos estudiantes trabajando en encuestas y análisis de percepción, en donde tratamos de involucrar a todas las partes. Creo que eso es lo que le ha dado el valor agregado y que el Conacyt haya considerado un apoyo de ocho millones de pesos para este año, que trabajaremos en su segunda etapa”.

Notimex


   

Deja un comentario. Tu opinión es importante


Cápsulas destacadas

Tendencias

Ver más tendencias »

Deportes

Nacionales

Espectáculos